Insultar o faltar el respeto al Cholo es de desagradecidos pero de ahí a llamar madridista a todo el que critique lo más mínimo va un trecho. Para repartir tanto carnets no sabéis el daño que hacéis con vuestra falta de exigencia, es muy cómodo hacer el ridículo en el Atleti.